miércoles, 8 de agosto de 2007

Saber valorar.



Luego dicen que engancharse a esto de las teclitas y el ordenador es malo, pero tiene sin duda sus ventajas.
Yo, que soy un tipo solitario por naturaleza, solia tener unas conversaciones excelentes con mi botellin de cerveza en la mano. Solos el y yo. Momentos inolvidables mientras la brisa veraniega me acariciaba el pelo, bueno, el poco pelo que me iba quedando. Ahora, me basta con escribir mis pensamientos en este blog para quedarme un poco mas tranquilo, asi que en definitiva se podria decir que el ordenador me ha quitado e la bebida, o mas o menos.

Supongo que lo que quiero decir es que todo cambia. Cambia nuestro alrededor y hasta nosotros mismos. Pero yo soy un tipo bastante reacio a los cambios, y eso tiene que cambiar. Todos cambian, y yo no puedo ser menos. Nos resistimos a creer que ya nada sera igual, que ya no somos unos adolescentes , cuando tu unico problema se reducia a gustarle a una chica o a jugar con los amigos.
Todo ha cambiado. Las amistades van cambiando, y es inútil detener ese cambio, porque es ley de vida. Por eso hay que disfrutar de todos y cada uno de los momentos, para despues recordarlos con una sonrisa de oreja a oreja, pero siempre procurando que la nostalgia no os invada, porque entonces querreis volver a ser lo que fuisteis, y eso es imposible. Hay que saber vlorar los cambios, y lo que tenemos.

Por fin me estoy dando cuenta de que los tiempos cambian, solo he tardado unos pocos años, pero creo que hay cosas que nunca cambiaran en mi, como el placer de una buena conversación con amigos, aunque nuestras distintas responsabilidades nos impidan pasar mas tiempo juntos. Y con mi chica. Llamadme simple si quereis, pero no necesito mas que su compañía y una cervecita en la mano para sentir que, si bien la felicidad plena no existe, lo que siento en esos momentos se le parece muy mucho.

Hay que disfrutar de cada momento y de las pequeñas cosas que nos hacen felices, porque en la vida hay que aprender a valorar lo que tenemos, si bien no es malo tener sueños de grandeza, si es malo creerte grande o creer que los que te rodean son simples , porque muy posiblemente estos no sean pretenciosos o ambiciosos, pero son felices junto a ti, esa es su mayor ambicion, ni mas, ni tampoco menos.

Es verano, el tiempo de las noches al aire libre, a la luz de las estrellas, asi que miradlas y disfrutadlas en compañía o en soledad, pero sobretodo, recordad que no hay nada mejor que saber valorar lo que tienes.