domingo, 27 de abril de 2008

Siempre estuve ahi.


Yo Estaba allí desde el primer momento, en la adrenalina que circulaba por las venas de tus padres cuando hacían el amor para concebirte, y después en el fluido que tu madre bombeaba a tu pequeño corazón cuando todavía eras sólo un parásito. Llegué a ti antes de que pudieras hablar, antes aun de que pudieras entender algo de lo que los otros te hablaban. Estaba ya, cuando torpemente intentabas tus primeros pasos ante la mirada burlona y divertida de todos. Cuando estabas desprotegido y expuesto, cuando eras vulnerable y necesitado. Aparecí en tu vida de la mano del pensamiento mágico, me acompañaban... las supersticiones y los conjuros, los fetiches y los amuletos... las buenas formas, las costumbres y la tradición... tus maestros, tus hermanos y tus amigos... Antes de que supieras que yo existía, yo dividí tu alma en un mundo de luz y uno de oscuridad. Un mundo de lo que está bien y otro de lo que no lo está. Yo te traje tus sentimientos de vergüenza, te mostré todo lo que hay en ti de defectuoso, de feo, de estúpido, de desagradable. Yo te colgué la etiqueta de “diferente” cuando te dije por primera vez al oído que algo no andaba del todo bien contigo. Existo desde antes de la conciencia, desde antes de la culpa, desde antes de la moralidad, desde los principios del tiempo, desde que Adán se avergonzó de su cuerpo al notar que estaba desnudo... y lo cubrió. Soy el invitado no querido, el visitante no deseado, y sin embargo soy el primero en llegar y el último en irme. Me he vuelto poderoso con el tiempo, escuchando los consejos de tus padres sobre cómo triunfar en la vida. Observando los preceptos de tu religión, que te dicen qué hacer y qué no hacer para poder ser aceptado por Dios en su seno. Sufriendo las bromas crueles de tus compañeros de colegio, cuando se reían de tus dificultades. Soportando las humillaciones de tus superiores. Contemplando tu desgarbada imagen en el espejo y comparándola después con las de los “exitosos” que se muestran por televisión. Y ahora, por fin. poderoso como soy y por el simple hecho de ser mujer, de ser negro, de ser judío, de ser homosexual, de ser oriental, de ser discapacitado, de ser alto, petiso, o gordo... puedo transformarte... en un tacho de basura, en escoria, en un chivo expiatorio, en el responsable universal, en un maldito bastardo desechable. Generaciones y generaciones de hombres y mujeres me apoyan. No puedes librarte de mí. La pena que causo es tan insostenible que para soportarme, deberás pasarme a tus hijos, para que ellos me pasen a los suyos, por los siglos de los siglos. Para ayudarte a ti y a tu descendencia, me disfrazaré de perfeccionismo, de altos ideales, de autocrítica, de patriotismo, de moralidad, de buenas costumbres, de autocontrol. La pena que te causo es tan intensa que querrás negarme y para eso intentarás esconderme detrás de tus personajes, detrás de las drogas, detrás de tu lucha por el dinero, detrás de tus neurosis detrás de tu sexualidad indiscriminada. Pero no importa lo que hagas, no importa adónde vayas, yo estaré allí, siempre allí. Porque viajo contigo día y noche sin descanso, sin límites. Yo soy la causa principal de la dependencia, de la posesividad, del esfuerzo, de la inmoralidad, del miedo, de la violencia, del crimen, de la locura. Yo te enseñé el miedo a ser rechazado, y condicioné tu existencia a ese miedo. De mí dependes para seguir siendo esa persona buscada, deseada, aplaudida, gentil y agradable que hoy muestras a los otros. De mí dependes porque yo soy el baúl en el que escondiste aquellas cosas más desagradables, más ridículas, menos deseables de ti mismo. Gracias a mí, has aprendido a conformarte con lo que la vida te da, porque después de todo, cualquier cosa que vivas será siempre más de lo que crees que mereces. ¿Has adivinado, verdad? Soy el sentimiento de rechazo que sientes por ti mismo. SOY... EL SENTIMIENTO DE RECHAZO QUE SIENTES POR TI MISMO. Recuerda nuestra historia... Todo empezó aquel día gris en que dejaste de decir orgulloso: ¡YO SOY! y entre avergonzado y temeroso, bajaste la cabeza y cambiaste tus dichos y actitudes por un pensamiento: YO… DEBERIA SER... Jorge Bucay.

lunes, 21 de abril de 2008

Bendita locura.



Nunca he sido un valiente, cualquiera que me conozca lo sabe, y cuando digo valiente me refiero a que me asusta arriesgar. El miedo al riesgo o a todo lo malo que me puede pasar al dar un paso en una u otra direccion me lo inculcaron de pequeño, y aunque he sido capaz de quitarme mucho de ese miedo, nunca ha sido suficiente para ciertas cosas que creo que no he conseguido en esta vida por miedo a arriesgar. Un ejemplo claro de ello lo tengo en el trabajo. Pero no hablare del trabajo, este post no va de eso. Este post habla o intenta hablar de la admiración que siento por todo aquel que se arriesga para conseguir sus sueños. Vereis, no hace mucho escuche una noticia en la radio que hablaba de una chica, creo que era de Barcelona, que estaba a punto de embarcarse en una aventura sorprente. El sueño de su vida era vivir en un barco, de puerto en puerto, convertir ese barco en su hogar. Para ello, habian vendido ella y su pareja la vivienda para comprar el barco, y ella habia dejado su trabajo, ni mas ni menos que de funcionaria en una biblioteca, creo recordar. Todo por vivir su sueño, hacerlo realidad y disfrutarlo. Pense rapidamente que estaba desequilibrada, loca. Cambiar la estabilidad de un trabajo por una locura infantil como aquella. Pero no paso ni medio minuto para sentir envidia por tener la valentia de cumplir sus sueños. Bendita locura la de esta mujer. Mientras ella conoce montones de paises y vive experiencias increibles, yo me limitare a trabajar diez horas para pagar las deudas. Conforme vamos cumpliendo años, nos volvemos mas pésimamente realistas, nos ponemos limites a nuestros sueños y nos convertimos en tipos acomodados, o peor aun, resignados. Resignados ante nuestra suerte y nuestras limitaciones. Asi que vamos olvidando nuestros miles de sueños. Cuando nuestros “me gustaria hacer” son sustituidos por “me hubiese gustado hacer”, es sintoma inequivoco de que nos resignamos y vemos nuestros sueños muy, muy lejanos. Con la de ilusiones que teniamos en nuestra infancia verdad. Como decian Los Suaves; “Cuantas ilusiones, traje a este mundo al reves, que perdiendo una al dia, creo que aun me quedan dos o tres”. Algunas ilusiones se pierden, aunque siempre llegan otras, todo hay que decirlo, todo no es negativo cuando se trata de crecer, como por ejemplo la paternidad, o una boda, en la que me veo inmerso en su preparacion en este momento y me parece muy ilusionante. En los ultimos dias, una ilusion ha vuelto a mi, una ilusion tan olvidada, tanto que ya ni siquiera recuerdo porque la desterre de mi, no se si la aparte por considerarla imposible o por mi conviccion de que jamás estaria a la altura para cumplirla, conviccion esta que aun sigue vigente, ya que, por suerte o por desgracia siempre he sido un tipo realista, que se le va a hacer…, soy asi. Mi sueño era tocar música con mis amigos, agarrar mi guitarra y conseguir que de ella salieran acordes de canciones que me ayudaron a crecer y a soñar y que se entrelazaran con los sonidos de otras guitarras, de una bateria y de un bajo, e incluso poder cantarlas. En definitiva, crear esa música que tantas veces he oido y disfrutado. El pasado viernes logre ese sueño o ilusion. No se cual sera la duracion de este sueño, si seguira adelante o sera efimero, pero lo que si se es que me senti increíblemente bien cuando logramos entrelazar de forma medianamente ordenada la primera melodia, el “knocking on heavens door”. No se si esto es solo el principio de mi sueño, no se si el sueño acaba de empezar, o si su final esta proximo, solo se que me gusta, que disfruto, aunque nunca sere una estrella del rock.

lunes, 14 de abril de 2008

Tan dificil, tan bonito.

Despues de ver al ultimo recien nacido de entre mi grupo de amigo y vivir con cierto, sobresalto el embarazo y futura paternidad d algun que otro amigo, estaba decidido a escribir un post sob la paternidad, cuando cai en la cuenta de que ya, en mi antiguo blog escribi sobre este tema, asi que he pensado, para no decir lo mismo en un nuevo post, dejaros aqui el antiguo post para que lo lean los que nunca lo han hecho, y los que si lo hayais leido, bueno, leedlo otra vez que no es muy largo. va dedicado a los que ya son padres, a los que lo seran en un futuro proximo, y a los que sueñan con serlo y finalmente lo conseguiran en un futuro no muy lejano. Cuando voy conduciendo por las calles o voy caminando por ellas, suelo fijarme en las personas que me encuentro alrededor. Todas con sus historias y sus preocupaciones. Pero hay algo en lo que me imagino que todos habeis reparado, cada vez hay mas carritos de bebes por las calles de las ciudades. Ademas en mi caso, cada vez esta mas de "moda" tener hijos entre mis amigos. Bueno, en realidad, claro esta, esto no es una moda, simplemente todos cumplimos una edad y si como dicen, hay un tiempo para cada cosa, pues supongo que nos ha llegado el momento de ser padres.
Hay que mantener el ciclo vital, en el que una vez fuimos alumnos de la vida, y ahora tenemos que hacer las veces de maestros con nuestros hijos y transmitirles educacion, valores y experiencia.Tan facil decirlo, tan dificil hacerlo.
En estos dias que nos han tocado vivir, en los que quien mas y quien menos esta endeudado superando el limite de lo posible, resulta admirable que todavia queramos tener tiempo, ganas y poder de sacrificio para cumplir nuestros sueños, y sobre todo, nuestros instintos de paternidad.
¿Que tendra la paternidad, que tan bien sienta a las personas?.Os habreis hecho alguna vez esa pregunta.Ser padre cambia a las personas, pero es un cambio para mejorar.Te hace ser mas responsable, mas tranquilo y sosegado y te hace apreciar mas la vida.Tiene que ser una experiencia inexplicable ver cada sonrisa de tu hijo, cada gesto, cada cambio de su aspecto y en definitiva cada pequeño detalle que te una a el. No todo es positivo, claro.Pero creo que lo negativo se olvida en el mismo momento en que lo tienes en tus brazos y te sientes responsable de su seguridad y bienestar, en el mismo instante en que te sientes realmente importante en esta vida.
Como podeis ver, tengo el instinto de paternidad muy desarrollado, pero aun no me he decidido a dar el salto y pasar de la teoria a la practica, y realmente no se porque. Supongo que tengo miedo. Miedo ante tanta responsabilidad, miedo a no estar preparado y a no ser un buen padre.O quizas sea mas que eso.Quizas sea el saber que mi hijo jamas tendra un padre tan bueno como el que tuve yo.
Es dificil tambien ser hijo, pero ser padre tiene una dificultad incomparable.Para ser un buen padre tienes que cuidar y dar mucho amor a tu hijo, criarlo de la mejor manera y dejar que se forme sus propias opiniones, que forme una buena escala de valores, y cuando sea mayor dejar que camine solo. Dejar que se equivoque, y no intentar evitar que se caiga.Solo puedes intentar levantarlo cuando ya se haya caido, y confiar que haya aprendido la leccion.Quererlo mucho, y que el te quiera a ti tambien, pero confiar en que no te quiera tanto como para que su vida quede destrozada por tu ausencia cuando tu ya no estes.
Tan dicicil.Tan bonito.

miércoles, 2 de abril de 2008

Pim pom ratatá.




De nuevo estoy aquí, escribiendo un post. He estado a punto de dejar por un tiempo de escribir, pero de nuevo he sentido la necesidad de contar cosas en este rinconcito de este macro universo llamado internet. Mi principal excusa para no haber escrito nada durante las ultimas dos o tres semanas es principalmente mi falta de ideas a la hora de ponerme delante de la pantalla y de las teclas. Sin duda mis preocupaciones diarias de lo cotidiano (nada del otro mundo) han influido en la escasez de argumentos para escribir, pero las ideas han vuelto a poblar mi mente dejandome un par de temas para escribir.


Empezare este post con una pregunta. ¿Cuántas vidas os gustaria vivir?. No me refiero a cuanto tiempo, sino en la piel de que personaje os gustaria estar alguna vez. Como en la cancion de Sabina, estaria bien eso de mudar de piel y ser, no se, gangster en chicago, o fotografo de Playboy. A mi me hubiese gustado ser jugador de futbol. Eso de que un estadio entero coree tu nombre, marcar el gol de la victoria y que cincuenta mil gargantas en un estadio griten GOL, tiene que ser la mejor droga del mundo.


Despues quise ser estrella del rock. Hacer, crear música para el disfrute de millones de personas. Cantar y tocar delante de otras cuantas miles de personas y verlos disfrutar gracias a las sensaciones que fabrican tus manos y tu voz.


Nunca le hice ascos a ser actor, admirado e idolatrado por tod@s. Pero estos son oficios para solo disponiblespara unos cuantos elegidos con imagen, carisma, habilidad y creatividad digna de dioses. Asi que, de los trabajos mas a la “asequibles”, siempre me ha parecido bueno el trdebajo de publicista. Eso de vender, de convencer a la gente a traves de una campaña, tiene su cosa. Ademas, en las peliculas, cuando el protagonista es publicista suele tener una muy buena vida, dinero, lujos…


En fin, todo estos son sueños, la vida real es distinta. No se como seran los publicistas reales, solo se que ganan mas dinero que yo, y que de ideas últimamente estan cortitos cortitos. No suelo ver mucha television, pero la publicidad de hoy dia ya no engaña a nadie. Te sueltan unas mentiras tan obvias que te sientes imbecil solo por tener la certeza que asi es como se creen que eres.ejemplos puedo poner muchos y variados, pero hare una especie de ranking con tres posiciones de spot poco convincentes cuando menos.


En el numero TRES pondremos los LIMPIADORES, es decir, lejias, friégaselos y demas. Los spot suelen consistir en coger un cuarto de baño hasta los topes de suciedad, en una casa que donde solo limpian cuando pasa el cometa Haley , le hechan a la bañera bañera un chorrito de liquido elemento milagroso y…magia, el baño aparece resplandeciente cual calva de don limpio. ¡BIEN POR DON LIMPIO!, que crack el tio. Ya te vale, si hasta con saliva hubiese quedado limpia esa bañera con mas suciedad que la camisa del Algarrobo.


En el numero DOS, pondremos los ADELGAZANTES milagrosos tambien, claro. Sale una chica con en bikini, con cinturita de avispa y medidas perfectas, sin un gramo de grasa, mirandose en el espejo toda depresiva porque necesita perder peso. Que fuerte lo tuyo muchacha. Como pierdas algun kilo mas vas a tener que pasar dos veces para que te vean . Yo se que los publicistas sabran de esto mas que yo, pero, ¿No se dan cuenta esta gente de que estos anuncios no estan dirigidos para este tipo de personas fisicamente perfectas?. Ademas de ser una torpeza por su parte, es un atentado a la salud ublica, porque intentan convencer a todo aquel/aquella que este delgado que adelgace aun mas, hasta llegar a la anorexia. Asi luego pasa lo que pasa.


Y… the winner is…las COMPRESAS. La verdad, los anuncios de compresas nunca me han dicho nada, nunca han conectado conmigo, no se por que sera… Pero el nuevo anuncio de Evax es “buenisimo”. Salen un monton de chicas riendo como si fuesen las ultimas risas de sus vidas, dando botes de aquí para alla, felices de la vida y se supone que estan fabricando como una compresa gigante (pa la madre de king kong, por lo menos) y todas van cantando una cancioncilla digna de la guarderia, “Pim pom ratata, rata tata tatata”. Alucinante. Antes de tener novia, yo queria ser mujer. Si, lo reconozco, veia esos anuncios en los que las mujeres eran felices y caminaban entre nubes de algodón en “esos dias”, siempre riendo, dando saltitos de alegrias y asegurando que esos eran dias especiales, y sentia envidia. Esos anuncios me tenian un pelin engañado, hasta que empecé a salir con mi chica, y descubrí la cruel realidad. ¿Felicidad?, ¿Sonrisas?, ¿Biennestar contigo misma?, Y UNA LECHE. No veas el rebote que se cogen las mujeres en “Esos dias”, y no es para menos, tiene que ser tremendo. Señores publicistas, a mi podeis engañarme, pero dudo que las mujeres no sepan lo que son en realidad “esos dias”, asi que la pregunta es, ¿A quien quereis engañar?, porque engañando a los hombre no vais a conseguir aumentar las ventas.


En fin, lo de futbolista y músico esta complicado, pero no creo que haga falta mucho cerebro para ser publicista en vista de lo visto, asi que aun estoy a tiempo de estudiar lo justito y poder crear spot publicitarios para…no se, venderle un cerebro nuevo a los amigos publicistas que tan idiotas se creen que somos.