lunes, 18 de febrero de 2013

La vida con Karma.


La vida, a veces larga e injusta, nos obliga a creer. Creer que nuestro caminar tiene un sentido, que las cosas malas que nos ocurren tienen una explicación o forman parte de un plan divino.
Y por eso existen las religiones, porque necesitamos creer. En algunas religiones hay una especie de ley, con la que, seguramente todos estaríamos de acuerdo. La famosa ley del KARMA. Esta ley nos habla de retribución por tus actos. Si tus actos son buenos con el prójimo, recibirás recompensas a lo largo de tu vida y en vidas futuras. Por el contrario si nuestras acciones son malas y perversas recibiremos castigo tarde o temprano. Es una ley o mandamiento religioso que nos regala el Hinduismo y el Budismo, entre otros, para mantenernos en el buen camino utilizando, como no, el miedo. Traducido esto al refranero español, y pa que nos entendamos,  la cosa puede quedar como, “De lo que se siembra se recoge”.
Pues bien señores budistas, les diré lo que pienso yo de esa ley;

UN MOJON.

¿Qué las personas reciben lo que se merecen?

UN MOJON.

Quizas debamos disculpar a Buda, porque no conocía España. Y es que España “is different”.
Aquí los politicos roban a espuertas, “olvidándose” de que mientras lo hacen hay personas sufriendo. Los mas privilegiados del mundo, La Casa Real, esta llena de chorizos que tienen dinero para que naden en la abundancia sus próximas cinco generaciones, pero quieren mas, y cogen todo lo que quieren.
Los bancos tiran a las personas a la calle como a perros, sin reparar en lo sentimental, y dirigidos por un hambre voraz e insaciable  de dinero. La avaricia es la única religión de estos personajes. Y ¿sabéis que les pasara a estos indeseables? Pues que la vida les regalara felicidad. A cambio de provocar la infelicidad de los demás, la vida les “castiga” con lujos y comodidades para el resto de sus días.

¿Todavía seguís pensando que la vida le da a cada uno lo que merece?.
El Karma es de ilusos que desearían vivir en un mundo ideal. Pero nuestro mundo recompensa a los “sin escrúpulos”, y estos lo saben. Lo saben muy bien.

Después de todo, no se si nos gustaría realmente vivir en un mundo donde recibamos lo que merecemos. Pensadlo bien, y tened en cuenta que nunca recibiremos lo que nos creemos que merecemos, ya que en realidad, nadie somos tan buenos ni merecemos tanto como nos creemos.

Quiza lo ideal no se recibir premios por hacer el bien, pero sin duda, los indeseables que destruyen vidas, deberian recibir toda clase de castigos divinos.

3 comentarios:

Jose Antonio dijo...

La palabra religión lo único que ha conseguido es apartar al hombre aún más de Dios. Sus enseñanzas y yprácticas siempre han estado lejos de lo que las SagradasEscritura nos enseña y nos instruye .... La esencia de toda religión Por desgrcia es que Se habla de Dios, pero su culto es falso porque adora a la criatura y no al Creador, ( Buda, mahoma, virgenes, santos e imagenes, etc...Esto no solo aborda el tema del paganismo idolátrico, sino que apunta también a las falsas doctrinas antibiblicaas...

La religión es una fábrica de figuras, íconos, emblemas y dogmas ideados a semejanza de imagen de hombre, y estas pueden ser visible ( estatuas, imágenes, etc. ) o invisibles ( doctrinas de hombres ).

Jesucristo vivió en carne propia las artimañas letales de la religión, ya que fueron los religiosos de la época. Aquellos que profesaban ser sabios, distintos, dignos de Dios y ejemplo a los demás, fueron los asesinos y enemigos de Jesucristo.

Los Fariseos, Saduceos, escribas y sacerdotes, fueron la voz de “la religión” de la época que constantemente obstaculizaba el ministerio de Cristo, incitando al pueblo, calumniando, y hasta comprando testigos falsos para condenar al Señor Jesús.

Las fuertes y enérgicas predicaciones que Cristo realizó en contra de la religión, fueron justamente dirigidas a estos religiosos , a los cuales les señalaba como de mentirosos e Hipócritas, diciendo Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres” Mateo 15: 7-9
Cristo, cual Dios hecho carne, conocía plenamente las intenciones del corazón de los religiosos y tenía toda la autoridad de elevar tan lapidarias palabras en contra de ellos. La religión jamás anduvo con Cristo, por el contrario, fue el vehículo, en donde se transportaba el mismo Satanás. El texto revela que la enseñanza o doctrina de la religión, son “mandamientos de hombres” ,ingrediente que vemos en la actualidad en todas las religiones, incluyendo las que dicen ser evangelicas pero que en absoluto eneñan o siguen el verdadero evangelio.
Cristo cataloga a la religión de “hipócritas” lo que significa que todo el escenario, los atuendos y producción religiosa esta a cargo de actores que utilizan máscaras para ocultar su verdadera identidad.

La religión no conforme con objetar la enseñanza de Cristo, incito al pueblo, elevó testimonios falsos, presionó bajo amenazas a Pilato y compró la versión falsa de los soldados que velaron en la tumba de Jesús. Si estos antecedentes no nos persuaden de que la religión es hija del padre de mentira,( satanas) el cual se sirve de ella para engañar al mundo.
La religión se “tapa los oídos“ ante la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo. La religión echa fuera, apedrea, maltrata y da muerte a los verdaderos testigos de Cristo. E poder de la religión se mantuvo como fiel enemigo del evangelio de Jesucristo y de sus discípulos. Los servidores de la religión se trasformaron en feroces jaurías de perros mutiladores del verdadero evangelio que Cristo predico...pero gracias a Dios la verdad permanecio escrita y llego hasta nuestros dias Por ello conocemos a la mentira... el apóstol Pablo dijo:
“Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” Hechos 20: 29 -30 “Guardaos de los perros, guardaos de los malos obreros, guardaos de losmutiladoel evangelio. Filipenses 3: 2
La verdad esta escrita pero los religiosos ni quieren niles interesa difundirla...ya que parteria en dos sus relgiones y sus suculentas sumas de dinero amasadas pisoteando y mercadeando el nombre de Dios, espero comprensas esto.

wanlu dijo...

Bueno, al final te ha cabido todo...
Basicamente, de acuerdo contigo en que las religiones estan para manejar las mentes y el dinero de los demas y no para hablar de la palabra de Dios. ademas las religiones son las que mas miedo meten al personal, dibujando a un Dios al que se debe temer, o al que se debe amar por temor a su venganza.
A parte de eso, no creo que nuestras buenas o malas acciones sean recompensadas o castigadas por un ser superior. Se que me vas a decir...Que ya seran castigadas en la otra vida. Es una de las ventajas de creer en dios, que crees en una justicia superior y que finalmente los malvados pagaran. Eso seria lo ideal, pero lo dudo.
Mientras tanto, intentare seguir actuando segun mi escala de valores y sin temer un castigo divino.
Un abrazo chaval, y gracias por comentar.

Jose Antonio dijo...

Al igual que las buenas acciones o ser buena gente no te exime de ser condenado en el juicio en el cual todo ser humano debe rendir cuentas ante el creador, el ser malo o actuar de mala manera no es el motivo Por el cual Dios condena. Ante Dios todos somos iguales, porque todos estamos contaminados desde que nacemos Por el pecado, el que diga estar libre de pecados que tire la primera piedra....laconsecuencia final del pecado es la muerte , aunque en vida tambien sufrimos sus consecuencias. Osea Dios no recompensa ni condena al hombre Por su forma de actuar, porque ante Dios todos somos pecadores.