jueves, 21 de agosto de 2014

El ojo ajeno.

De vez en cuando, me gusta analizar mi comportamiento y el de el resto de gente que me rodea. Cuando te paras a mirar y poner la lupa sobre ciertas personas, encuentras alucinante la manera en la que nos vemos a nosotros mismos y como de verdad somos o nos ven los demas mortales. Si acudieramos al refranero nos encontrariamos con una frase que resume este pensamiento; "Dios nos puso la joroba detras para que no pudieramos verla". Este refran es uno de los favoritos de mi madre.
Entonces tenemos que pensar que es logico, y mas viejo que andar p´alante lo de no vernos nuestros defectos. Pero a veces deberiamos hacer un pequeño esfuerzo por mirarnos nuestras jorobas antes de mirar la joroba de los demas. Claro que si hicieramos eso hariamos lo correcto, y eso puede resultar muy aburrido.
Las redes sociales me valen muchas veces para ver hasta que punto la gente critica en otros lo mismo que deberian criticar en ellos.
Seguro que habeis visto a un amigo pesimista colgar una foto diciendo que odia el pesimismo, o a una amiga algo cotilla decir en su facebook que odia a las personas que cotillean. tambien algunos comentarios de algunas personas te dejan alucinado. ¿De verdad estamos tan ciegos para no vernos tal como somos?. Supongo que si. Para eso tambien tenemos algo en el refranero. Y es que nos resulta mas facil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.
Asi que antes de colgar o compartir una foto con una de esas frases tan trascendentales, de esas que parece que solo leerlas te cambian la vida, pero que solo son filosofia barata e inutil, analicemos hasta que punto estamos contradiciendonos, porque aunque nosotros seamos ciegos y no queramos ver nuestros defectos, estos son evidentes para el resto del mundo. Y si de ese modo eres feliz, adelante, pero no creo que nadie sea feliz engañandose a si mismo.
Se que es muy dificil vernos como somos objetivamente, pero no cuesta trabajo intentarlo.

No hay comentarios: